Noticias

Resultados y transición: una garantía de continuidad

6 Nov 2017
Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Un día después de anunciar la sucesión del CEO, Ternium explica ante analistas sus resultados económicos del tercer trimestre y asegura que el cambio garantiza una continuidad en la estrategia, el estilo de liderazgo y la excelencia operativa.

Con un panorama positivo y anticipando una nueva etapa de crecimiento, Ternium presentó sus resultados del tercer trimestre (completos aquí), en los que destacó la recuperación de la demanda en Argentina, la integración de las operaciones de Brasil y una operación sólida en México, aunque afectado por la estacionalidad y cierta incertidumbre sobre el destino del NAFTA.

La conferencia con analistas fue conducida por Daniel Novegil, CEO de Ternium, en conjunto con Pablo Brizzio, Chief Financial Officer (CFO) y Sebastián Martí, Investor Relations Director. Por primera vez se sumó a la conferencia Máximo Vedoya, Presidente Ejecutivo de Ternium México y quien, a partir del 1 de marzo del 2018, será CEO de la empresa.

“Ternium siguió mostrando importantes resultados en el tercer trimestre”, dijo Novegil.

Los despachos sumaron las 3,07 millones de toneladas, 16% más que el trimestre anterior, alcanzando un nuevo récord. Las ventas en tanto subieron 10% contra el segundo mes del año, impulsadas por crecimientos en todas las regiones, mientras que el EBITDA (ganancias operativas ajustadas luego de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) decreció un 6% a 466,1 millones de dólares. La baja refleja la integración de las operaciones de la planta de Río, que aumenta la cantidad de producción global de Ternium pero reduce el nivel promedio de su valor agregado.

“Empezamos a consolidar las operaciones de CSA, ahora Ternium Brasil, en septiembre 2017, lo que se traduce en mayores volúmenes de despacho pero una caída en el margen”, explicó Brizzio.

Garantía de continuidad

Al inicio de la conferencia, Novegil dijo que Vedoya, que lo sucederá como CEO de Ternium el 1 de marzo según el anuncio la semana pasada, es “la persona indicada” para guiar a Ternium en esta “nueva etapa de crecimiento” y “garantía de continuidad” de la estrategia de diferenciación de la empresa.

“El nombramiento de Máximo como CEO garantiza la continuidad de la estrategia de diferenciación de Ternium, su enfoque en productos de alto valor agregado, en la excelencia operacional, mejora continua y reducción de costos, para seguir generando valor a los accionistas”, dijo Novegil.

“Estoy listo para esta nueva oportunidad y busco continuar con la implementación de la estrategia con el resto del equipo directivo y con todo el apoyo del Consejo de Administración”, indicó Vedoya.

Novegil habló de la “aventura y el privilegio” que ha sido servir como CEO de Ternium en los últimos 12 años, agradeció aPaolo Rocca por el apoyo y dijo que iba a trabajar estrechamente con Vedoya en la transición de los próximos meses y más allá, en su nuevo rol de vice-presidente del Consejo de Administración.

Nafta: pese a todo, sin gran impacto

Aunque continúa la incertidumbre acerca de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA, por sus siglas en inglés), la visión de largo plazo de Ternium es que las relaciones comerciales entre Estados Unidos y México seguirán siendo positivas, indicó Vedoya.

“No tengo duda que el tratado puede ser mejorado y las negociaciones pueden modernizarlo”.

No obstante, aún en el escenario de que no se llegara a un acuerdo, el management de Ternium cree que el comercio entre los socios norteamericanos seguiría siendo positivo en el marco de las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En el caso específico del acero, Vedoya dijo que Estados Unidos debería tener poco interés en frenar el comercio con México porque de hecho tiene una balanza comercial favorable de unos 1,7 millones de toneladas en el intercambio de productos planos.

A pesar de un contexto muy competitivo en el mercado del acero en México, Novegil dijo que Ternium tiene espacio para seguir creciendo a partir de la sustitución de importaciones, que en el segmento de acero plano llegan hasta al 50% del mercado.

Argentina: un motor importante

El panorama es prometedor para Argentina, gracias a una recuperación en la demanda de acero, impulsada por diversas industrias como la automotriz, infraestructura, el agro, energías alternativas, gas y petróleo, entre otras.

“Esperamos un crecimiento de 12,5% en el consumo de acero para el 2017 en relación con el 2016, y en torno al 10% en 2018”, indicó Novegil. “Para el primer semestre del 2018 estamos pronosticando récords históricos para nuestras operaciones en Argentina”.

Inversiones en marcha

Ternium anunció en septiembre inversiones por 1.200 millones de dólares para la construcción de un nuevo laminador en caliente en México y una nueva planta de producción de barras rectas y rollos de acero en Colombia.

Dentro del plan de inversión anual de la empresa, 450 millones de dólares están contemplados para este año, y para el 2018 la cifra rondará los 600 millones. El pico de las inversiones desembolsadas en relación por los nuevos proyectos será en 2019.

“Como con todas nuestras inversiones en los últimos años, con cada nuevo paso hemos intentado avanzar en nuestra estrategia de diferenciación y apoyar nuestra rentabilidad como líderes industriales”, detalló Novegil.